De exploradores a vacacionistas, cómo Marruecos se ha convertido en la meca del turismo, Jeune Afrique


De exploradores a vacacionistas, cómo Marruecos se convirtió en un destino turístico

“Seguimos el camino que gira a la derecha frente a la legación alemana […], el camino bastante mal asfaltado pasa entre los terraplenes del cementerio árabe lleno de áloes […], más allá del pequeño valle se encuentra El Monte, presentando su sur- cara este cubierta de gourbis aislados. Pronto llegamos al arroyo de los judíos, que una vez cruzamos por un puente destruido por las aguas del invierno de 1886-1887 […] y rápidamente llegamos al cabo Espartel, donde se encuentra el faro […]. Es el extremo noroeste del continente africano. Es el antiguo cabo de viñedos de Estrabón. " Estamos en Tánger, ciudad del norte de Marruecos, en el Estrecho de Gibraltar. Estas pocas líneas están extraídas. du Primera guía de viajes impresa en 1888, precisamente en Tánger, por André de Kerdec-Chény.

Todo comienza en la ciudad del estrecho. Hasta finales del siglo XIX, las ciudades marroquíes del interior estuvieron herméticamente cerradas a los extranjeros. Pudimos ver exploradores. como Carlos de Foucauld se disfrazan de judíos marroquíes para viajar sin obstáculos por el interior del país. El Majzen entonces temía a los evangelizadores cristianos como a la peste.

En el equipaje de la colonización


el resto después de este anuncio


En cualquier caso, el despegue del turismo en Marruecos lo dio la multiplicación de líneas de vapor, como las de la compañía francesa Paquet, a partir de la década de 1880. “Paradoja curiosa: la temporada turística es más bien invernal”, explica el historiador. francés Jean-Louis Miège. Los “invernantes” buscan inviernos suaves. Y el imperio Cherifiano se los ofrece. Sobre todo porque estos veraneantes dejan sus baúles en las ciudades portuarias, en Tánger, Mogador [Esauira], Mazagan [El Jadida], donde la influencia oceánica modera las heladas.

El turismo comenzó de forma bastante natural con la colonización. En 1830 en Argelia, en 1881 en Túnez y mucho antes en Egipto, en la década de 1860, con Thomas Cook. La particularidad de Marruecos es que la penetración occidental se extiende por más de medio siglo. Es difícil precisar el momento exacto en el que empezó todo. Una cosa es segura: el turismo, inicialmente ocasional a principios del siglo XX, se ve impulsado por el establecimiento del protectoradoEn 1912.

En 1921, Georges Desroches (autor de Marruecos, su pasado, su presente, su futuro) detalla el viaje de la siguiente manera: “Para llegar a Marruecos desde París, puedes seguir uno de los tres itinerarios siguientes. 1° París-Marsella-Tánger-Casablanca; 2° París-Burdeos-Casablanca; 3° París-Burdeos-Madrid-Algeciras-Gibraltar-Tánger-Casablanca”. Tánger y Casablanca son entonces el epicentro del turismo. Una vez en Marruecos, es complicado viajar en coche. Las carreteras y los ferrocarriles simplemente no existían hasta finales de la década de 1910.

En 1918, Lyautey creó un Comité Central de Turismo. Primera institución marroquí encargada de coordinar y desarrollar el sector, este comité es el antepasado de la Oficina de Turismo Cherifian, luego de ONMT (Oficina Nacional de Turismo de Marruecos), quien verá le día de 1946. “Se espera, sin duda, que después de la guerra, el turismo adquiera en Marruecos una extensión [sic] tan importante como la que se registró en Argelia y en Túnez, y que tan rentable fue para nuestros dos grandes países mediterráneos. colonias”, dice la reseña Francia-Marruecos del 15 de octubre de 1918.


el resto después de este anuncio


Para ello, Lyautey recurrió a las tres organizaciones turísticas francesas más importantes de la época: el Club Alpino Francés, el Touring Club de Francia y la Oficina Nacional de Turismo. “La red de carreteras que conectarán las regiones más alejadas con los puertos de la costa se desarrolló especialmente a partir de 1930”, precisa el etnólogo Robert Montagne.

Mientras tanto, el comité de protección del turismo se ocupa de los asuntos más urgentes. En las Los primeros líderes turísticos del imperio Cherifiano no fueron otros que oficiales. No es de extrañar cuando sabemos que han inspeccionado el terreno para pacificar los cuatro rincones del país...

Vender sueños exóticos


el resto después de este anuncio


Para seducir a los turistas, la literatura de viajes –en boga desde el siglo XVIII y la práctica del “Grand Tour”, puesta de moda por la nobleza inglesa– vende exotismo oriental. Por ejemplo, la guía Hachette de 1919 señala que el imperio Cherifiano es “una tierra de la Edad Media africana, con color y encanto locales […]. Esta tierra antigua, con sus prácticas ancestrales, sus notables monumentos y su suave vida pastoral fue una fuerte fuente de impresiones”.

Luego, para recibir a la clientela de alto nivel. (La Los trabajadores sólo disfrutarán de vacaciones remuneradas a partir de 1936), Lyautey piensa en construir hoteles de lujo. En menos de una década, La Mamounia, en Marrakech, puis el palacio Jamaï, en Fez, están diseñados para alojar a los turistas. El segundo, construido en 1879 por el Gran Visir Moulay Hassan Ben Mohammed (1873-1894), fue completamente remodelado por la Compagnie Générale Transatlantique.

Sin embargo, a principios de los años 1930, Marruecos no podía visitarse en su totalidad. Y con razón: el país no fue pacificado hasta 1934, con la captura de Jebel Saghro, en el Alto Atlas. Otro motivo: la ausencia de carreteras y establecimientos hoteleros. Por supuesto, hay fondouks, a mitad de camino. International Trade Centre la posada y el caravasar, pero se trata de estructuras medievales, donde los hombres se codean con los caballos. Además, aunque el explorador francés René Caillié pasara las noches en fondouks a su regreso de Tombuctú, los aventureros los evitan por temor a la promiscuidad.

En cualquier caso, junto a las ciudades costeras, fueron las ciudades imperiales –Fez, Meknes, Marrakech, Rabat– y sus alrededores las que se convirtieron en destinos turísticos en el período de entreguerras. Habría que esperar hasta después de la guerra para ver diversificada la oferta turística. Estaciones balnearias, excursiones de montaña, circuitos… Los anuncios publicitarios se multiplicaron en la prensa francesa a principios de los años cincuenta.

Encart publicitaire dans « Le Figaro » du 4 décembre 1950.

Inserto publicitario en “Le Figaro” del 4 de diciembre de 1950.

Marruecos parece entonces estar a la cabeza de los destinos turísticos de África, y todo está hecho para complacer a los turistas europeos. En 1953, en un país cuyo sol, dunas y playas son elogiados, Estamos creando una estación de esquí en Oukaimden, en el Alto Atlas, a unos cien kilómetros de Marrakech. Allí se instalaron los dos primeros remontes.

Después de 1956, el recién independizado Marruecos comprendió la importancia del turismo. Le dedica un ministerio. Sin embargo, sólo una década después, con el plan trienal 1965-1967, comenzó a invertir masivamente en el sector. Sin embargo, la situación política no es muy favorable. La inestabilidad social y económica tiene repercusiones negativas sobre el turismo marroquí. Es más, hasta 1978 el principal inversor era el Estado. Sólo en el decenio de 1980 el sector turístico, sous el impulso de la liberalización y la privatización, adquiere la apariencia que conocemos hoy.

Bajo el reinado de Mohammed VI se alcanzó el objetivo de recibir 10 millones de turistas en 2010. Sin embargo, el parón de Covid, entre 2019 y 2022, supone un duro golpe para el sector. En cambio, el terremoto de Al Haouz, 8 de septiembre Por último, parece haber tenido un impacto limitado: ese mismo mes, el número de visitantes aumentó un 7%. Este año se alcanzará fácilmente la cifra de 14 millones. Sólo sabemos -y las estadísticas del Observatorio del Turismo no lo dicen- quiénes, extranjeros o MRE (marroquíes residentes en el extranjero), habrán venido a repostar de dom

La mañana.

Cada mañana, reciba las 10 informaciones clave sobre la actualidad africana.

Image

Este artículo apareció primero en https://www.jeuneafrique.com/1506112/culture/des-explorateurs-aux-vacanciers-comment-le-maroc-est-devenu-un-haut-lieu-du-tourisme/


.